Beneficios que aporta un Render a un proyecto de Interiorismo

Beneficios que aporta un Render a un proyecto de Interiorismo

  |   Interiorismo, Render 3D   |   No comment

Las herramientas más habituales para comunicar o mostrar un proyecto de diseño de interiores a los clientes suelen ser planos 2D, moodboards, imágenes de inspiración y fotos de los materiales que se van a usar en la composición. Con estas herramientas un diseñador de interiores necesita realizar un trabajo adicional, explicando de la manera más descriptiva posible a su cliente cómo y dónde se van colocar todos los elementos, confiando en que esté entendiendo de manera correcta cual va a ser el efecto final.

Un diseñador de interiores tiene ejercitada esa parte de su retina. Tan sólo con entrar en un espacio puede empezar a visualizar las posibilidades decorativas, jugando con la luz y las texturas. Esto no siempre sucede con nuestros clientes. ¿Cuantas veces te has topado con un cliente que quiere una decoración concreta y cuando tú has visto el espacio te has dado cuenta que su idea no va a funcionar como él espera? Y en esos momentos tienes que usar tus dotes disuasorias para hacerle entrar en razón… O quizás te has esforzado en explicarle que la estantería que le estás diseñando va a quedar impresionante si usas un papel decorativo y luces led en determinados estantes en vez de dejar la trasera de madera tradicional, pero tu cliente no tiene ganas de hacer pruebas, salvo que le muestres una foto de ese diseño y te diga “oye, pues no se me había ocurrido, pero me parece que es una idea genial… ¡hazlo!”

¿Verdad que es complicado a veces realizar un trabajo maravilloso?

Incluso aunque encuentres una foto en Pinterest que muestre exactamente lo que vas a hacer, hay que tener en cuenta que la luz natural y artificial de la estancia en la que vas a trabajar es fundamental, y hace que el resultado final sea o no lo esperado.

La única herramienta que tienes a tu alcance para mostrar todo esto, y de una manera superrealista, es incorporando un render en la presentación de tu proyecto. Un dibujo puede ayudar, pero un render  o infografía 3D es una foto totalmente adaptada a la estancia que te han encomendado renovar. Con un render se reproducen los volúmenes, las texturas, los materiales y sobre todo y casi lo más importante de todo, la iluminación. No sería la primera vez que pintamos un salón de un color y luego no vemos ese color porque la estancia es muy oscura… o muy luminosa.

No es una tarea fácil, un renderista 3d / infografista necesita todos los detalles para poder reproducir la escena correctamente, necesita equipos informáticos potentes, programas específicos y licencias de software. Realizar un render no es algo inmediato, una infografía 3D de calidad no se prepara en un par de horas. Es un coste adicional a tener en cuenta. Un buen infografista 3D se convierte en tu partner, compartiendo el desafío de sorprender e ilusionar a tu cliente.

Por ello tienes que poner en una balanza lo que te va a aportar si lo utilizas en la presentación de un proyecto. Un beneficio inmediato para ti es la imagen que transmites a tu cliente y la claridad con la que vas a mostrar tu proyecto. Pero el mayor beneficio que te aporta sin duda es el ahorro de horas e imprevistos en la ejecución de un proyecto: si a tu cliente le gusta lo que ve no vas a tener que modificar nada a posteriori; directamente podrás arrancar todo el proceso sin interferencias: elaborar los presupuestos definitivos para su visto bueno, ejecutar el proyecto facilitando la información detallada a los diferentes oficios que intervienen, comprar dentro de plazos de ejecución y evitar demoras en la entrega de tu trabajo.

Sin duda un render te va a ayudar a conseguir tus objetivos: imagen impecable como profesional y clientes muy satisfechos y felices con sus nuevos hogares.

Sin comentarios

Haz un comentario

shares